Sabemos dirigir nuestro restaurante?

Por: Rinconcito de La Boca  17/02/2008

Generalmente según mi experiencia, cuando abrimos un restaurante, prestamos atención a la comida, la ubicación y tamaño del local, hacemos un poco de publicidad, contratamos gente, miramos como trabajan los demás y ponemos cara de simpáticos. Y YA ESTÁ. Creanme; a lo mejor alguno estará pensando, "ah no! yo tuve en cuenta esto y aquello, a mí me financia mi padre, a mí mi tío, a mí mi banco, tengo un gestor financiero que es la hostia!, conozco a mucha gente, soy un campeón! Bien, os cuento una historia para ver si os identificáis. Imagénense que contratáis un crucero por el mediterráneo. Llegais al barco con vuestra pareja y los tripulantes os reciben con una sonrisa encantadora, todo está muy limpio, el restaurante ofrece un buffet suculento, el resto del pasaje se muestra feliz, hace un día precioso y hasta el capitán saluda con una gran amabilidad. Zarpa el barco; y cuando perdemos de vista la costa, el capitán decide apagar las máquinas y deja que sean las corrientes marinas las que guíen el barco.