Los promotores apremian a las administraciones a buscar soluciones eficaces para absorber el stock

Por: Asprima  21/06/2010
Palabras clave: Asociaciones, Actividades de organizaciones profesionales, Actividades de organizaciones empresariales

El número de transacciones de viviendas arranca tímidamente –los datos de compraventa han aumentado en tasa intermensual desde el mes de abril– y ya sólo queda dar el paso definitivo para dar salida al stock. Un movimiento clave que, según la es responsabilidad de las administraciones públicas, a las que ha instado a reducir el número de viviendas existentes para reiniciar la actividad inmobiliaria nacional a partir de 2011.

A los promotores no les queda margen de actuación: las deudas les ahogan. De las declaraciones realizadas en la celebración del último Coloquio Nacional de la se extrae que su deuda financiera asciende a 325.000 millones de euros, un 11% más que hace dos años, lo que implica unos intereses de 15.000 millones; unas cifras que, según el presidente de la Santos González,  “los promotores no pueden pagar”.

“Ello está afectando al ‘rating’ de las entidades”, advirtió González en su intervención en el coloquio de APCE, donde anunció la necesidad de “buscar una medida que tiene que ver con el ICO, el Banco de España o los gobiernos” para solucionar la financiación del sector, que persiste a la espera de auxilio.

Adaptarse a las nueva realidad del mercado “en el corto y medio plazo” es la tarea pendiente ahora de los promotores, que vislumbran cerca la luz del progreso de su actividad.

Según un estudio de Asprima, la Comunidad de Madrid comenzará a reducir el stock, cifrado en 47.637 casas, a lo largo de 2010, y los absorberá del todo en 3 ó 4 años “antes que el conjunto de España”.

Con este pronóstico, su presidente, José Manuel Galindo, destaca que, durante el proceso de cambio, el sector tendrá que convivir  “con las dificultades para financiar nuevas promociones”.

Palabras clave: Actividades de organizaciones empresariales, Actividades de organizaciones patronales, Actividades de organizaciones profesionales, Asociaciones