Trekking Pirineos

Trekking Pirineos desde TocandoCumbre Guías de Montaña

Por: TocandoCumbre Guías de Montaña  12/03/2010
Palabras clave: Turismo Rural, Senderismo, Turismo Activo

 

Del 3 al 18 de julio

TocandoCumbre lanza su proyecto más ambicioso. Mucha más que unas vacaciones, se trata de una gran aventura que seguramente reanudarás en los próximos años. Se trata de recorrer en toda su longitud la vasta cordillera pirenaica. Iniciamos nuestro andar con los pies sumergidos en el Cantábrico y durante quince días nos vamos adentrando, sin prisa, disfrutando de su paisaje, visitando sus más hermosos rincones, en la cordillera pirenaica. Ascendemos a las cumbres más representativas y emblemáticas de cada región por la que vamos pasando y finalmente tras dos semanas de placentera travesía habremos alcanzado un punto que marcará  el inicio del trekking en la próxima temporada estival.

En función de las zonas por las que se transite habrá jornadas en las que dispondremos de refugios de montaña u albergues para hacer noche pero en algunos casos habrá que acampar por no existir en la región instalaciones apropiadas. En estos casos dispondremos de vehículo de apoyo que nos dispensará de tener que portear tiendas y sacos y que además nos abastecerá de alimentos y ropa limpia.

Programa:

Sábado 3 de julio: Viaje a Hendaya y simbólico baño en las aguas del Cantábrico. Este día aún no se inicia el Trekking por lo que tendremos la tarde libre para visitar el pueblo. Alojamiento y cena en un Hotel de Hendaya.

Domingo 4 de julio: Iniciamos esta gran travesía a orillas mismas del mar y en este primer tramo nos dedicaremos a seguir las marcas del GR-10 que nos llevarán hasta las proximidades del Monte Larrun que con sus 900 metros de altitud representará la primera cima que conquistemos. Abandonado ya el GR, desde este punto iniciaremos el descenso hacia el Col de Lizuniaga donde se permite la acampada libre y donde habremos de hacer nuestra primera noche de marcha.

Lunes 5 de julio: Ante nosotros, otra de las etapas más largas, que, sin rebasar todavía la cota de los mil metros de altitud, nos llevará hacia el gran valle de Baztán. Por tratarse de una jornada particularmente larga, la ascensión al Monte Alkurruntz de 934 metros solo será una alternativa para quienes se sientan más fuertes. Concluimos la jornada en Erratzu hermoso pueblo de la Navarra atlántica que nos acogerá en su camping.

Martes 6 de julio: Al fin, en este tercer día de marcha, alcanzamos cotas que superan los mil metros. El Monte Autza de 1.305 metros será nuestra primera cumbre en superar esta simbólica altura. Ya en descenso iremos cresteando la sierra hasta el Col de Berderitz desde el que caeremos sobre el pueblo de Les Aldudes. Desde aquí una corta marcha nos llevará hasta Urepele donde una noche más nos tocará acampar. Tras dos jornadas muy largas esta tercera, de menor longitud, nos dejará un mayor número de horas de descanso que nos vendrán bien para que el cuerpo se vaya adaptando a lar marchas prolongadas.

Miércoles 7 de julio: Si hasta ahora habíamos seguido bastante fielmente el trazado del HRP (Alta Ruta Pirenaica) en este cuarto día de trekking vamos a abandonar el mismo para dirigir nuestros pasos hasta el Adi, que con sus 1.457 metros supondrá una nueva marca de altitud para nuestro grupo. Con ello, además, estamos ingresando en la cadena axial de los Pirineos. Conquistada la cumbre, ya solo un corto paseo nos separa del Albergue de Sorogain, al que nos dirigimos para hacer noche.

Jueves 8 de julio: Un último esfuerzo, antes del día de descanso, nos conducirá hasta el Puerto de Ibañeta, en las proximidades de Roncesvalles, mítico rincón del pirineo navarro. Avanzando ya por la mismísima espina dorsal del Pirineo, en nuestro camino se cruzan varia pequeñas cumbres de las que Mendiaundi (1.213 m) y Lindus (1,218 metros) pueden ser las más reseñables. Cruzamos la NA-135 y tomamos el GR-11, itinerario que seguiremos el resto del día en su transcurrir por el macizo montañoso de Astobizkar. Concluimos la jornada en el Albergue de Mendilatz, en las cercanías de Orbaitzeta donde volveremos a disponer de cama.

Viernes 9 de julio: Siendo ya cinco los días que llevamos progresando por las cada vez más altas montañas pirenaicas bien merecemos un primer día de descanso. Quienes lo deseen podrán pasar el día cómodamente descansando en nuestro acogedor Albergue de Mendilatz, pero para los que se sientan con fuerzas y ganas se planteará la posibilidad de ascender a algunas de las montañas de la zona, tomando Mendilatz como punto de inicio y también de finalización de la ruta.

Sábado 10 de julio: Tras haber repuesto las fuerzas estaremos en condiciones de volver a enfrentarnos a otra larga jornada de marcha. El recorrido a cubrir  es de una gran belleza y entre otros encantos podremos disfrutar de la maravilla de la selva de Irati. Avanzamos hacia el este, hacia el collado de Ibiaga y desde aquí descendemos hacia Egurgi, en la cabecera del pantano de Irabia. Comienza entonces la ascensión al Monte Okabe (1.468 metros), desde el que ya percibimos muy próximo el Pico de Ori, el 2.000 más occidental del Pirineo. Ponemos el broche a esta jornada descendiendo por la vertiente oriental del pico hacia el Chalet Pedro y desde aquí avanzamos un poco hacia el norte hasta la zona de acampada.  

Domingo 11 de julio: Amanecemos en Irati–Cize y vamos a afrontar la ascensión al primer dosmil del Pirineo. A partir de este momento ya podemos considerarnos en terreno de alta montaña. Nuestro itinerario discurre por el Col de Bagargui y el Col de Méhatzé, por la cresta de Millagaté hasta el Col de Tharta y desde aquí por la cresta de Zazpigagna, así hasta la cima misma del Ori a 2.019 metros. Resta aún un prolongado descenso hasta el pueblo francés de Larrau donde podremos volver a dormir bajo techo en el albergue de Logibar.

Lunes 12 de julio: Situados en la vertiente francesa de los Pirineos, volvemos a ascender hacia la gran cadena axial, frontera con España. Para ello, nos vamos hacia las gargantas de Holtzarte y pasamos por la famosa pasarela colgante del mismo nombre. Ascendemos hacia el Picio Txardekagaña de 1.893 metros y a partir de aquí, avanzamos cresteando, por la arista cimera,, coronando Barazea (1.889 m.), y Bimbalet (1.757 m.) y hasta el Port d´Urdaite desde el que ya descendemos, esta vez hacia la vertiente española, para acabar llegando al entorno del Refugio de Belagua, actualmente cerrado y en ruinas, lo que nos obligará una vez más a montar las tiendas.

Martes 13 de julio: Nos adentramos definitivamente en el alto Pirineo. A partir de esta jornada discurriremos entre montañas que superan ampliamente los 2.000 metros de altitud. Este paso a la alta montaña coincide también con nuestro ingreso en la provincia de Huesca; atrás queda el Pirineo navarro. Atravesando el Macizo de Larra llegamos a Aragón. Durante las dos próximas noches nos alojaremos muy próximos al límite interprovincial, en el Albergue de Zuriza.

Miércoles 14 de julio: Tras otros cuatro días de marcha, volvemos a descansar y lo hacemos en un entorno de auténtico privilegio, de excepcional belleza que nos cautivará, compensado todo el esfuerzo realizado para llegar hasta aquí y aportando renovadas fuerzas para acometer el último tramo de esta fantástica aventura. No obstante, para quienes no sean capaces de pasarse un día quietos, volverán a tener la oportunidad de afrontar nuevas ascensiones.

Jueves 15 de julio: Dejamos atrás Zuriza y vamos hacia la Sierra de Alano, impresionante farallón que superaremos por el Achar d´Alano. Luego ascensión a Peñaforca y nuevo record de altitud (2.391 metros). Proseguimos cayendo sobre el Valle de Echo, a la altura de Puen de Santana, donde retomamos el GR-11 que seguiremos por algún tiempo. Como sorpresa final de jornada ya solo resta remontar los 400 metros de desnivel que nos separan del refugio de Gabardito, donde se nos acogerá para hacer noche.

Viernes 16 de julio: Iniciamos la jornada por el trazado del GR-11, que abandonaremos para remontar el barranco de Aguerri primero y el de Taxeras después, hasta la Foya de Secús. Desde aquí aún nos restan otros 500 metros de ascensión hasta el Collado de Secús y luego otros 270 metros hasta el pico Bisaurín (2.670 metros) que constituirá el techo de este primer trekking pirenaico. El descenso lo haremos por su cara sur, hacia el Colláu de lo Foratón donde retomamos el trazado del GR que nos conduce hasta el refugio de Lizara.

Sábado 17 de julio: Último día de marcha y final de este primer tramo delGran Trekking Pirenaico. Para cerrar otra gran jornada de montaña, dura, pero no para nosotros, que tras quince días hemos alcanzado un estado de forma óptimo. Como despedida, la Sierra de Aísa, espectacular macizo pirenaico de acusada verticalidad y un último pico, la Punta de La Plana del Bozo (2.559 metros). Y de aquí ya para Candanchú, punto final de nuestros andares pirenaicos, y también punto de inicio para los que el año que viene deseen retomar la aventura donde este año la dejaron.   

Domingo 18 de Julio: Viaje de regreso a Asturias, aunque a nuestro paso por el País Vasco haremos una parada para despedirnos y para celebrar la consecución de este primer tramo del Gran Trekking Pirenaico degustando el menú típico de la sidrería vasca a base de chuletón de buey y tortilla de bacalao todo ello amenizado con la sidra de la región.

Palabras clave: Alojamientos de montaña, Guías, Senderismo, Trekking, Turismo Activo, Turismo Rural

Ponte en contacto con TocandoCumbre Guías de Montaña

Correo electrónico

Imprimir ésta página