Fadisel-Cebekit acerca los más pequeños al mundo de las energías sostenibles con POWER HOUSE

Por: FADISEL S.L.  14/11/2007

La concienciación del calentamiento global desarrollada en los últimos tiempos y encarnada actualmente en la figura del Premio Nobel de la Paz Al Gore, que recientemente visitó la ciudad de Barcelona para apelar a la responsabilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas, llega ahora a las aulas gracias a la Power House (Casa Energética) ideada y desarrollada por la línea Cebekit de Fadisel. Power House es un completo kit educativo que permite a niños y niñas introducirse en el mundo medioambiental. Consta de 96 páginas y ha sido relatado como si de un cuento de Robinson Crusoe se tratase: se localiza en una isla y a través de los de personajes que la habitan, los más pequeños pueden familiarizarse con los conceptos medioambientales.Power House se distribuye en el plano educativo, pudiéndose utilizar durante todo el curso. Ha sido ideado para niños a partir de 12 años, y cuenta con todo tipo de prácticas para conocer cómo se realiza la transformación de la energía (solar, eólica, etc.), el cultivo de plantas en invernaderos y la recirculación del aire y el agua, entre otros. En total, 70 experimentos reales, 20 proyectos constructivos, con materiales y accesorios incluidos, y un manual de 96 páginas, distribuido en 9 capítulos e ilustrado a todo color, con textos en catalán y castellano. Cebekit-Fadisel ha creado un manual que va más allá de un simple compendio de instrucciones de montaje. Los experimentos, diseñados por el profesor Wandrey, giran entorno alrededor de las aventuras de unos chicos y chicas que desean vivir en un isla remota y que, para ello, deben aprender a vivir de manera sostenible, usando los recursos naturales que les ofrece la pequeña isla.De esta manera, a través de la Power House, los más pequeños podrán aprender jugando cómo funcionan las energías renovables, conociendo los principales conceptos físicos, como la transformación de la energía como la solar, la eólica, la electroquímica y la de las plantas. Además, los niños se divertirán construyendo una casa reducida con paneles fotovoltaicos, colectores solares de calor, un aerogenerador, un invernadero, una prensa de aceite, un sistema de desalinización, una cocina solar y mucho más.