Optimizacion del calculo de areas de venteo: la proteccion contra explosiones

Por: Fike Iberica  15/07/2010
Palabras clave: Aislamiento De Explosiones

   Venteo de explosiones interiores II: Los apagallamas Durante el venteo de una explosión, la presión, la llama y el producto quemado e inquemado es liberado violentamente hacia el exterior del equipo de proceso. Este venteo, de realizarse en el interior de una instalación, supone un riesgo para el personal y las instalaciones adyacentes. El venteo en el interior de una instalación no está aceptado por ningún estándar, por lo que el uso de conductos de venteo y apagallamas son una posible solución a este problema. Un inconveniente de los conductos de venteo es que, aún con pocos metros de longitud, producen un aumento en la presión de alivio del venteo (Pred), por lo que en algunos casos no son una solución técnica viable, ya que ponen en riesgo la integridad del equipo venteado. En ciertas ocasiones el equipo no se encuentra cerca de una pared o techo y es imposible ventearlo mediante un conducto al exterior a zona segura. Además los conductos de venteo deben respetar un diseño específico de acuerdo a EN 14491 que no siempre puede ser cumplido. Las unidades apagallamas consisten en un complejo y elaborado filtro de acero inoxidable instalado en la parte superior del panel venteo. Cuando se produce una explosión, el primer elemento en ceder a la presión es el panel de venteo. Una vez el panel ha abierto completamente, la presión y las llamas impactan con este filtro de acero, cuya función es la de absorber el calor de combustión originado en la explosión. Cuando el frente de llama alcanza el filtro metálico se produce un intercambio térmico que detiene la reacción de combustión y por lo tanto, las llamas no son capaces de proseguir su camino y son apagadas. Diagrama de instalación. Los apagallamas son equipos que en cierta manera dificultan la acción del venteo libre, puesto que son una barrera física a la liberación de la presión y las llamas. Este hecho provoca que el factor de eficiencia se vea disminuido sensiblemente. Cada fabricante limita el uso del los apagallamas a una determinada Kst y Pred. La eficiencia de estos equipos varia del 40% al 100% en función del fabricante y del volumen del equipo a proteger.

Palabras clave: Aislamiento De Explosiones