Experiencias de algunos participantes a los talleres

Por: Ana Maria Alvarez Crispi  03/09/2011
Palabras clave: Terapias, Bienestar, Crecimiento Personal

 

En cursos sobre Kinesiologia:

"Aprendi un monton de cosas sobre mi misma a nivel personal que influencian mi vida cotidiana y profesional y que era bueno poder poner una solución.

La kinesiologia me ha dado recursos para poder reequilibrar, y por tanto, mejorar aquellos puntos de mi cuerpo que, en cierta manera, estaban perjudicados. 

Realmente tenemos un cuerpo que nos puede dar muchas repuestas que nuestra cabeza no puede, pero no le sacamos el máximo provecho". Mireia B. Maestra de Educación Infantil.

"De este curso me he llevado varias cosas: la sorpresa de ver que el cuerpo habla por si solo, el descubrimiento del lazo entre conciencia y músculo, la importancia de las emociones, la sutilidad de todo en conjunto y de toda la respuesta al exterior o a nuestra adecuación, la importancia de hacerse responsable de nuestro cuerpo físico, que incluso ahora se habla de que no termina aquí (¡existen los cuerpos sutiles!). La facilidad para descubrir que uno también puede entrar en el mundo del conocimiento, y probarlo, ya que no se necesita ser un experto, lo que fortalece mi seguridad y mi intuición". Anna B. Psicóloga.

"La palabra kinesiologia asusta un poco. Yo que soy una escéptoca nata y todo lo que no tiene una base teórica detrás, todo lo que no se puede explicar, me desconcierta. Pero la kinesiologia si que tiene una fácil comprobación: la experimentación. Desde el momento en que abres la mente comienzas a ser sensible, a tener conciencia de los mensajes que te llegan de tu cuerpo. En este quedan impregnados los traumas emocionales y escuchandolo podemos intuir donde estan y por que están. El cuerpo también tiene  una actitud, nuestra actitud frente a la vida, también es importante conocer cual es y si es la que queremos tener.

La kinesiologia también te da una via directa de comunicación con tu cuerpo. Fue la primera vez que tomé conciencia de que mi cuerpo necesitaba cosas diferentes a las que yo (cerebro cognitivo-emocional) queria. Es muy agradable poderte preguntar a ti mismo que es lo que realmente necesitas. ¡Y que simple es!". Irene A. Maestra Educación infantil

Palabras clave: Bienestar, Crecimiento Personal, Cursos Formación, Desarrollo Personal, estres , inteligencia emocional, Kinesiologia, Terapias

Ponte en contacto con Ana Maria Alvarez Crispi

Correo electrónico

Imprimir ésta página