Las nuevas tecnologías permiten tramitar los siniestros con la máxima celeridad

Por: Insare. Insurance Software, SL (Insare)  06/02/2009
Palabras clave: Software, component based SOA, componente taller de productos,

En la última década, las compañías aseguradoras han implementado soluciones informáticas para su gestión integral que les permiten optimizar procesos y mejorar la respuesta de la organización ante determinadas coyunturas o en casos excepcionales de incrementos puntuales en el volumen de trabajo. Así, en la mayor parte de los casos, el tiempo de tramitación ha pasado de 85 días en la década de los 90 a una semana en la actualidad, gracias a la disminución de la burocracia necesaria y a la automatización de algunos de los pasos en la tramitación de los expedientes. Además, el hecho de utilizar una plataforma electrónica de comunicación común hace que la reclamación de siniestros entre compañías, o con el Consorcio de Compensación de Seguros, se simplifique. Los protocolos internos de las aseguradoras y la gestión informatizada de los expedientes acortan los plazos de la tramitación de un siniestro común reduciendo a una décima parte de media el período de resolución completa del proceso, entre el registro y el abono de la indemnización.

Los departamentos de informática del sector asegurador centran sus esfuerzos en mejorar el servicio a los asegurados. Muestra de ello es la inversión de las aseguradoras españolas en Internet, que creció un 47% en 2008, y el hecho de que un 67% de las compañías dispongan de la opción de declarar siniestros a través de su web[1]. Avances como la firma digital, el aviso por SMS de la llegada del perito o de la realización de la transferencia, la factura electrónica o la apertura on-line del siniestro, entre otros, son una realidad y permiten una gestión ágil y eficaz. Con todo ello, además, se facilita la creación de dispositivos especiales de atención al cliente, la activación de la red de peritos, agentes y corredores, la evaluación de los desperfectos y cuantificación de los daños, la canalización de la reclamación y, finalmente, la gestión de los pagos.

Sílvia López, directora de producto de Insare, destaca que “hoy el objetivo final es una política para implantar el CRM (customer relationship management), un modelo de gestión de la organización basado en la orientación al cliente y a los canales de distribución, mediante sistemas informáticos de apoyo a las relaciones con los clientes, a la venta y al marketing”.

Insare, socio tecnológico experto en el sector asegurador con presencia en toda la península y un equipo de más de 200 profesionales a su servicio, suministra soluciones y componentes de software base que permiten alcanzar los objetivos propuestos por las compañías aseguradoras. Entre ellos se encuentran una solución integral de backoffice e Insurance CRM (adaptado al sector asegurador español), además de las soluciones de business intelligence, que permiten análisis detallados de la información, con sesgos cuantitativos y cualitativos, entre otras potencialidades. [1] Fuente: ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones).

Palabras clave: component based SOA, componente taller de productos, componentes seguros, innovación sector asegurador, Software, soluciones seguros,

Ponte en contacto con Insare. Insurance Software, SL (Insare)

Correo electrónico

Imprimir ésta página