TESA celebra su barra antipánico 1 millón

TESA celebra su barra antipánico 1 millón desde TESA-Talleres de Escoriaza,S.A.U

Por: TESA-Talleres de Escoriaza,S.A.U  29/11/2006
Palabras clave: Puertas, Cerrajería, Fabricantes

TESA fabrica dispositivos antipánico con tecnología propia -recogiendo la experiencia de la fábrica original de Aretxabaleta, adquirida en los 90- desde hace más de 10 años. Fermín Gómez, Jefe de Ingeniería en TESA, fue pieza clave en el equipo que desarrolló la Universal hace más de 10 años. Junto a Javier San Vicente, Jefe de Producción en la planta de Escoriaza, ambos trabajaron durante casi 2 años en el desarrollo de este dispositivo que ha marcado un antes y un después en el sector de las barras. Los dos siguen desarrollando su labor en TESA y recuerdan como “uno de los grandes retos para TESA en la introducción de los dispositivos antipánico en el mercado ibérico fue la resistencia inicial de algunos fabricantes e instaladores”. Como afirman, “estos veían dificultades en la instalación del producto y en la fiabilidad posterior del mismo. Lograr la reversabilidad de la barra fue también un gran logro”, ya que, hasta entonces, este problema no se resolvía eficazmente. “Las primeras barras eran muy sencillas, muy robustas a nivel de fabricación, pero poco versátiles y basadas en muy pocos modelos”, según palabras de Pedro Odriozola, Responsable de Canal Industrial de TESA. Para este experto en la materia, “en los inicios no había una normativa clara al respecto, los dispositivos para vías de escape se vendían en Iberia por influencia de países como Francia e Italia, en donde su uso estaba mas generalizado. El primer canal de venta era el ferretero, ya que para el industrial no era un accesorio standard para su puerta, como lo es hoy en día”. La evolución del mercado, la adecuación a la normativa, la versatilidad del producto y la mayor atención al componente estético (hoy múltiples acabados, cromados, latonados) han ido venciendo esa resistencia inicial, siendo la barra antipánico hoy un elemento generalmente aceptado, sujeto a amplia normativa y estandarizado. El conocimiento e implantación de la Normativa sobre edificación y producto ha sido fundamental para el desarrollo de los dispositivos para vías de escape. También, en este campo, TESA ha realizado importantes esfuerzos en formación y divulgación de la norma, así como en la certificación de producto. Igualmente, ha potenciado la normalización de este tipo de productos con su correspondiente marcado, logrando una importante mejora para la seguridad de las personas. “TESA cuenta con certificaciones de dispositivos para vías de escape a niveles superiores de los que la norma exige como mínimos. Y esto se produce no solo sobre el producto en sí, sino también sobre el proceso de fabricación. Hoy en día es algo casi obligado para cualquier fabricante, pero TESA fue el primero en aplicarlo voluntariamente”, afirma Iban Arbiza, Jefe de Producto de dispositivos antipánico. La certificación de toda su gama de dispositivos antipánico bajo marcado “CE” y la fabricación de los mismos bajo marca de Calidad “N” de AENOR son prueba fehaciente y oficial de esta afirmación (*). Igualmente, TESA también ha sido pionera en la introducción de elementos eléctricos y electrónicos en las barras antipánico: motorizaciones, microinterruptores de control, etc. facilitando su compatibilidad con las nuevas tecnologías aplicables a la operativa de puertas y control de accesos. En palabras de Iban Arbiza, “somos los precursores en aportar soluciones electromecánicas integrales con el antipánico como integrante de las mismas. Hoy en día, enfocamos nuestro trabajo no solo sobre la seguridad de personas, sino también de los bienes materiales, la versatilidad de modelos y aplicaciones, la integración con sistemas de control de accesos y la estética como parte de una tendencia en auge. Nuestra gama es muy amplia, desde el dispositivo antipánico tradicional, al especial para discapacitados, y un nuevo dispositivo de tipo "B" o deslizamiento, cuyas prestaciones y estética van a suponer una revolución en este campo”. Añade Odriozola, “respecto a la seguridad de las personas, fuimos los primeros en lanzar al mercado productos específicos como el modelo 1920 sin cerradero en el suelo, diseñado para evitar tropezones y caídas en el tránsito de personas, modelos específicos para discapacitados y personas de movilidad limitada”. “Calidad, prestaciones más exigentes en lo relativo a combinaciones con control de accesos y automatismos, así como el propio desarrollo de la normativa serán los factores clave en el futuro de este sector. Y desde TESA esperamos seguir adelantándonos a las necesidades del mercado, para continuar ofreciendo a nuestros clientes calidad, garantía y tecnología al servicio de la seguridad de las personas”, concluye Pedro Odriozola. Para más información: Talleres de Escoriaza, S.A.U., (TESA) Pedro Odriozola Iban ArbizaTel.: +34 943 669 100

Palabras clave: Cerraduras Electrónicas, Cerraduras y Accesorios, Cerrajería, Cierrapuertas, Fabricantes, Herrajes, Manillas y Tiradores, Puertas

Ponte en contacto con TESA-Talleres de Escoriaza,S.A.U

Correo electrónico

Imprimir ésta página