DESINSECTACION

Por: FLORESALUD  15/06/2006
Palabras clave: Control De Plagas, Salud Ambiental, Plagas Canarias

CONTROL DE ÁCAROS.
Control de ácaros. Un ejemplo de ácaros de la piel humana es el ácaro de la sarna Sarcoptes scabei varietat hominis.
Este ácaro causa un picor intenso y desarrolla un sarpullido pasados aproximadamente unos dos meses de su infestación (este tiempo es función del huésped y de la temperatura y humedad).
Suele encontrarse en los pliegues de la piel (dedos, detrás de las rodillas, sobacos, genitales...). La hembra escarba debajo de la capa más externa de la piel, dejando en primera instáncia una pequeña escoriación (granito), que con el paso del tiempo acaba formando unos "caminitos" rojos sinuosos a lo largo de la piel de unos de 2 - 3 cm.
Las personas recientemente infectadas raramente notan picores, por lo que cuando la infestación se manifiesta suele estar ya bien establecida, por lo que el control es más difícil. El ácaro fuera de su huésped puede sobrevivir durante 1 - 2 semanas a 20º C y 50 % de humedad. En estados de humedad menores al 40 % raramente sobreviven más de 2 días.
La transmisión suele producirse casi siempre por contacto íntimo, directo o sexual, aunque también puede ser debido a la ropa (sábanas) o por campartir la misma ropa. Como medidas curativas es conveniente acudir a un médico, lavar la ropa que se sospeche infestada en caliente o en seco, lavarse intensamente y limpiar en profundidad las cosas y zonas sospechosas de actuar como reservorio del ácaro.
Otro tipo de ácaros son las garrapatas, unos ácaros que están muy modificados morfológicamente por el hábitat en el que viven. Las garrapatas suelen desarrollarse abundantemente durante las épocas de más calor. Por eso al volver de un paseo por el campo es conveniente autoinspeccionarse atentamente, tanto el cuerpo, como la ropa, como nuestro vehículo, sobretodo si se ha estado en un prado en el que pastan ovejas, vacas o se sabe que suelen haber perros. También son habituales del sotobosque mediterráneo. Ciertas especies se ven atraídas por el color blanco y durante días muy soleados y calurosos de verano se las puede ver encaramándose por paredes blancas rugosas.
Existen, a grandes rasgos, dos tipos de garrapatas, las "duras" (género Ixodidos) y las blandas (género Argásidos). Las primeras son las que suelen ser parásitas de los mamíferos y las segundas de aves. El ciclo biológico de las garrapatas es variable en función de cada especie en concreto, pero puede durar hasta 4 años. Los huevos eclosionan en el suelo. Del huevo emerge una larva hexápoda (tiene 6 patas) que no hay que confundir con un insecto. Las larvas se enganchan en el pelo del huésped al pasar este cerca. No es inusual que se encaramen a hierbas para llegar mejor al huésped.
Durante cada estadio (fase de desarrollo) han de tomar sangre, por lo que pueden succionar sangre de huéspedes diferentes durante su desarrollo. Suele existir una especie huésped preferente, pero pueden reprimir estas preferencias en función de las necesidades, sobretodo las formas inmaduras, que no sobreviven mucho tiempo sin alimentarse. Finalizado el desarrollo los adultos también se alimentan de sangre. Macho y hembra se aparean. La hembra se hincha de sangre con la que alimenta los huevos que se forman en su interior. Puede llegar a formar 10.000. Finalmente se desprende y realiza la puesta, muriéndo a continuación.

Más información.
www.floresalud.es

Palabras clave: Control De Plagas, Plagas Canarias, Salud Ambiental,