Herencias y Donaciones

Por: AGT Asesores  27/12/2010
Palabras clave: Asesoria De Empresas, Asesoria Juridica, Asesoría Laboral

Las herencias en un país como España, se dejan buena parte de su capital, por desconocimiento de los herederos, que son los únicos legitimados para repartírsela.

Sin embargo, la gran mayoría de las personas tenemos bienes que nuestros herederos desconocen, y al final terminan en las manos del estado, o de algún espabilado que utiliza tretas reprochables.

La Oficina de Averiguación Patrimonial de Finados ofrece un servicio de búsqueda de todos los bienes de los causantes en una herencia. La O.A.P.F. encuentra los bienes, tanto mobiliarios como inmobiliarios del finado, impide que “los espabilados” puedan actuar para quedarse con ellos y realiza la testamentaria del finado, desde el inicio y hasta la adjudicación final de todos los bienes.

Si usted quiere, y sin ningún compromiso previo, nos puede facilitar los datos de algún fallecido suyo y nosotros le proporcionaremos información sobre los bienes que usted no se adjudicó.

…………………………………………..................................................................

Sabía Ud. Que?:

Existen los herederos forzosos

La ley otorga a nuestros parientes más allegados la condición de herederos forzosos, de tal forma, por ejemplo, que una parte muy importante de nuestra herencia tendrá que ser para nuestros hijos, lo queramos o no, y a falta de estos para nuestros padres, aunque en menor proporción.

No es fácil desheredar

Estamos muy acostumbrados a oír esa palabra, pero lo cierto es que en el derecho común español no es nada fácil desheredar. De hecho, tal acción sólo puede llevarse a cabo en supuestos muy tasados como entre otros, que ese heredero haya atentado contra nuestra vida, habernos negado alimentos, habernos maltratado de obra, etc.

La ley establece límites a nuestra libertad para testar

No podemos disponer testamentariamente nuestros bienes como nos parezca. La ley nos impone ciertos límites a nuestra libertad para testar. Especialmente si tenemos hijos, caso en el que nos obligará a tener que disponer obligatoriamente para ellos (salvo casos tasados) de lo que se llama su legítima, pero también respecto de nuestros padres y cónyuge no separado. Es importante ser conscientes de ello y estar bien informados antes de hacer testamento, dado que alguna idea preconcebida podría estar equivocada e incluso podrían ser nulas nuestras disposiciones testamentarias.

¿Que ocurre si alguien muere sin hacer testamento?

Si alguien muere sin hacer testamento, los herederos habrán de iniciar un procedimiento conocido como de "Declaración de herederos ab intestato", en el cual heredarán por turnos los parientes desde el grado más cercano al más lejano de acuerdo con lo que establece la ley. Este procedimiento es especialmente perjudicial para el cónyuge del fallecido si el matrimonio no tuvo hijos.

¿Se pueden reducir los impuestos a pagar por la herencia?

En determinados casos (herencia de la vivienda habitual, empresa o negocio familiar, etc) sí es posible reducir la carga fiscal hasta en un 95% de forma totalmente legal, siempre que se cumplan determinados supuestos imprescindibles para que tales bonificaciones surtan efecto.

¿Es válida la renuncia a la herencia?

La renuncia a la herencia hecha en vida del testador es nula según nuestro Código Civil, por lo que carecerá de efecto alguno. Cosa distinta es hacerlo una vez fallecido, momento en el que, cumpliendo los requisitos pertinentes, sí que sería válida.

Lamentablemente, nadie tiene una perpetuidad en este mundo, de ahí que tarde o temprano las personas pasan, pero los bienes se quedan. Aquellos bienes, derechos y obligaciones que quedan al fallecimiento de una persona, es lo que constituye sus herencias.

Puede ocurrir que, una persona al fallecer, lo haga habiendo otorgado testamento o sin haberlo hecho. Desde el punto de vista legal hay diferencias sustantivas, pues en el primer caso se trata de cumplir la voluntad del causante, mientras que en el segundo, son las disposiciones legales las que suplen dicha voluntad.

Durante el lapso de tiempo en el que las herencias no son aceptadas o repudiadas recibe el nombre de "herencias yacentes". Producido el llamamiento a las herencias los herederos pueden aceptarla o renunciar a ella, estos son actos formales realizados ante Notario y enteramente voluntarios, aunque existen determinados supuestos que hacen a la Ley presumir que las herencias has sido aceptadas. Tras la aceptación se procede a la partición y adjudicación de las herencias entre los herederos.

De una forma sistemática, los trámites necesarios para obtener la adjudicación de las herencias de una persona fallecida es el siguiente:

Obtención del certificado de defunción.
Obtención del certificado del Registro de últimas Voluntades, en el que se determina si la persona otorgó o no testamento.
Si hay testamento: obtención de una copia autorizada del testamento, en la Notaria en que se otorgó.
Si no hay testamento: hay que proceder a la declaración de herederos legales o "abintestato".

Definida la condición de herederos testamentarios o abintestato, según el caso, hay que inventariar y valorar los bienes que componen las herencias.

Una vez determinados los bines hereditarios, se procede a aceptar y repartir las herencias, mediante otorgamiento ante Notario de escritura pública de aceptación y adjudicación de las herencias.

Realizada la adjudicación de las herencias, hay que liquidar en la Agencia Tributaria correspondiente al último domicilio del causante, el Impuesto de Sucesiones.

Finalmente, hay que inscribir en los Registros públicos, principalmente el de la Propiedad, la nueva titularidad de los bienes. Es preferible que estos trámites, se efectúen por un profesional de la Abogacía, porque dominamos estas situaciones y podemos evitar pérdidas de tiempo, conflictos entre herederos, y situaciones poco deseables. El coste de esa intervención se compensa con creces, en la eliminación de problemas colaterales.

En ocasiones, entre los herederos no hay acuerdos sobre la distribución de las herencias, por lo que, a pesar de lazos próximos de consanguinidad, se plantean conflictos muy complejos. En estos casos se justifica con mayor necesidad, la presencia de un profesional que oriente y conduzca las actuaciones a seguir, porque en ocasiones hay que judicializar el problema, ante la imposibilidad de soluciones amistosas, como sería deseable.

Nuestra experiencia nos permite aconsejar sobre lo más conveniente, según el caso, por lo que ofrecemos nuestros servicios en esta área, para posibilitarle una ayuda a los frecuentes problemas que se plantean sobre las situaciones sucesorias. No dude en consultarnos, estamos seguros de poder atenderle.

Palabras clave: Asesoramiento Legal Empresas, Asesores De Empresas, Asesores Empresas, Asesoría Contable, Asesoria De Empresas, Asesoria Juridica, Asesoria Laboral, Asesoría Laboral, asesorias, Consulta Legal, Defensa Legal, Gestion De Empresas, Gestión Laboral, Gestorias en madrid, gestorias madrid