climatización por conductos

Por: Aisama Gestión de instalaciones  18/12/2008
Palabras clave: Aire Acondicionado

LAS INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN TIENEN COMO MISIÓN PROCURAR el bienestar de los
ocupantes de los edificios, tanto térmica como acústicamente, cumplimentando además los
requisitos para su seguridad y con el objetivo de un uso racional de la energía.
Las condiciones interiores de diseño deberán estar comprendidas entre los siguientes límites
generales:
Estación
Temperatura
operativa °C
Velocidad media del
aire* m/s
Humedad
relativa %
Verano 23 a 25 0,13 a 0,18 45 a 60
Invierno 21 a 23 0,11 a 0,16 40 a 50
Fuente: RITE.
*En función del tipo de difusión.
Las instalaciones contemplarán también una renovación de aire, adecuada al número de personas
y la actividad que realizan, sin olvidar las características interiores del local y de los materiales que
las componen.
El proyectista seleccionará el tipo de instalación de aire acondicionado en función de determinados
criterios como pueden ser:
- Características del área a acondicionar y actividad que se va a desarrollar en la misma. Por ejemplo,
para aquellos locales con una ocupación muy variable deben estudiarse los dispositivos de
variación del caudal de aire exterior.
- Coste de la instalación y consumo de energía de funcionamiento. La selección de los equipos
debe basarse en los rendimientos energéticos. Por otro lado, la Directiva 93/76/CEE relativa
a las emisiones de CO2, indica que los Estados miembros de la Unión Europea establecerán y
aplicarán programas que permitan a los ocupantes de los edificios regular su propio consumo
de energía y adecuar la facturación de los gastos en función del mismo.
- Tratamiento de los niveles de ruido que puede emitir la instalación.
- Nivel de control de los diferentes parámetros del aire. Además de la temperatura y la humedad,
deben evaluarse parámetros como el CO2, excelente indicador de la contaminación del aire
originada por los ocupantes.
- Eficiencia en la difusión del aire. Estudio de la velocidad del aire y de su estratificación, tanto para
el ciclo de refrigeración como para el de calefacción.
- Mantenimiento de la instalación. El RITE establece la obligatoriedad del mantenimiento para
todas aquellas instalaciones que superen los 70 kW de potencia instalada, definiendo la
periodicidad de las diferentes operaciones de mantenimiento.

Palabras clave: Aire Acondicionado

Ponte en contacto con Aisama Gestión de instalaciones

Correo electrónico

Imprimir ésta página