Las placas madre embebidas de Kontron se benefician de las prestaciones del procesador Q9400 Intel®

Las placas madre embebidas de Kontron se benefician de las prestaciones del procesador Q9400 Intel® desde Kontron

Por: Kontron  21/11/2008
Palabras clave: Placas madre

   En el transcurso del Intel® Developer Forum en Taipei (Taiwán), Kontron, líder global en la fabricación de soluciones modulares abiertas para el mercado de las telecomunicaciones, ha presentado sus placas madre embebidas de última generación que poseen el procesador Q9400 Intel® Core™2 Quad de 45 nm y el chipset Intel® Q45 Express en los formatos ATX y Flex-ATX con soporte de siete años.

Las nuevas placas madre embebidas de Kontron superan el rendimiento requerido en aplicaciones informáticas intensivas como sanidad, test y medición, visión industrial, sistemas de control y sistemas de seguridad y videovigilancia al mismo tiempo que permiten diseños de sistemas más refrigerados y silenciosos.

“La micro-arquitectura de 45 nm es la mejora más importante en tecnología informática embebida de 2008. El Q9400 Intel® Core™2 Quad es un nuevo procesador high-end que ofrece todavía más potencia a aquellas aplicaciones que demandan un diseño térmico de bajo consumo y mayor eficiencia energética”, declara Norbert Hauser, Vicepresidente de Marketing de Kontron.

“Para el mercado embebido, el procesador Intel® Core™2 Quad dota de todo el ancho de banda necesario para la próxima generación de aplicaciones en tiempo real o proceso de imágenes y datos. Al mismo tiempo, ofrece una eficiencia energética sin precedentes gracias a la nueva tecnología de puerta metálica ‘high-k’ de la micro-arquitectura Intel® Core™ de 45 nm”, destaca Ryan Parker, Director de Marketing de la División de Informática Embebida de Intel®. “Otro beneficio es la Tecnología de Gestión Activa de Intel® opcional que se incluye con el chipset Intel® Q45 Express para permitir que los técnicos aíslen, diagnostiquen y reparen sistemas de forma remota, incluso cuando el sistema está cerrado o el sistema operativo no responde”.

Las nuevas placas madre ATX y Flex-ATX se caracterizan por procesadores Intel®, como el Q9400 Intel® Core™2 Quad de 45 nm con 2.66 GHz, caché L2 de 6 MB y un FSB de hasta 1.333 MHz. También están equipadas con el Intel® 82Q45 Graphics y Memory Controller Hub e Intel I/O Controller Hub 10 (Intel® ICH10DO) para soporte de ciclo de vida de siete años en sistema embebidos. 

Además, las placas madre Kontron KTQ45/ATXE y Kontron KTQ45/FLEX ofrecen soporte para la última Tecnología de Gestión Activa de Intel® (Intel® AMT 5.0) y un Módulo de Plataforma integrado (TPM 1.2). Un nuevo motor de protección de datos también garantiza una encriptación de hardware rápida y segura para todos los datos transferidos sin afectar al rendimiento de sistema.

Las aplicaciones embebidas se benefician de las mejoras en seguridad y gestión remota para facilitar el mantenimiento y aumentar la disponibilidad del sistema y, por consiguiente, reducir los costes totales de propiedad.

Los gestores de sistema obtienen las ventajas de Intel® AMT, ya que puede llevar a cabo sus tareas de forma remota, como la instalación de un nuevo sistema operativo o el establecimiento de parámetros BIOS sin la necesidad de hardware de gestión remota adicional ni de presencia in situ.

La rigurosidad de las mediciones de control de calidad de Kontron reduce el riesgo potencial de fallos de tarjeta y la necesidad de servicios de sistema. Con un diseño de placa madre de lógica digital de alta velocidad que usa una PCB ‘multi-layer stacking’, la compañía garantiza integridad de señal, reducción de radiación, mayor calidad de señal y mejoras en el desacople del bus de potencia, consiguiendo así una compatibilidad electromagnética de elevada calidad y prestaciones superiores de las placas madre Kontron KTQ45/ATXE y Kontron KTQ45/FLEX.

Estas nuevas placas madre embebidas soportan hasta 8 GB de SDRAM DDR3 para aumentar el rendimiento de aplicaciones intensivas de proceso de datos. Las tareas gráficas, en particular, se benefician de un soporte gráfico integrado para DVI, HDMI, SDVO y DisplayPort vía PCI Express x16.

Las rutinas de decodificación de señal de vídeo basadas en hardware para H.264 HD DVD / Blue-ray se integran en el ‘northbridge’. Esto incrementa significativamente el rendimiento de sistema al reducir la carga en el procesador.

Para aplicaciones que requieren un rango ampliado de interfaces, las placas madre embebidas ofrecen PEG y 1x PCI Express x4, hasta cuatro PCI y dos Intel® Gigabit Ethernet, uno con soporte Intel® AMT 5.0, y doce interfaces USB. Los medios de almacenamiento de datos están conectados mediante cuatro interfaces STA de 3 GB con funcionalidad RAID 0 / 1 / 5 / 10 para aumentar la seguridad. Además, Intel® AMT 5.0 ofrece acceso remoto para facilitar el mantenimiento, incrementar la disponibilidad de sistema y reducir el coste total de propiedad.

Las nuevas placas madre embebidas de Kontron soportan los sistemas operativos Windows Vista, Windows XP, Windows XP Embedded y Linux.

Palabras clave: Placas madre