LA TRATA DE MUJERES ES UNA FORMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Por: Proyecto ESPERANZA - Adoratrices  25/11/2008
Palabras clave: Asociaciones-Fundaciones, Víctimas, Derechos Humanos,

 Madrid, 25 de Noviembre de 2008. En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Proyecto ESPERANZA, quiere aportar una palabra para denunciar una forma particularmente invisible de violencia: la trata de mujeres con fines de explotación. Marta González, Coordinadora del Proyecto ESPERANZA comenta: “La Trata de personas no es neutral en cuanto al género: la Trata de Mujeres está relacionada con la discriminación, la desigualdad en el acceso a derechos y oportunidades y las  relaciones desiguales de poder”.   La trata es una realidad de violencia que sitúa a mujeres y niñas en condiciones de explotación y servidumbre tales que Naciones Unidas lo considera una forma de esclavitud moderna. Algunas de las causas que propician la Trata de Mujeres son:  
Desigualdad en el acceso a educación y formación, de niñas frente a niños.
Discriminación en el  mercado laboral.
Violencia intrafamiliar, violencia en la pareja, matrimonios forzados: situaciones de las que las mujeres intentan huir buscando oportunidades en el extranjero. F
eminización de la pobreza, roles de género y responsabilidad de la mujer como única cabeza de familia con cargas familiares no compartidas.  
Marta González añade: “Muchas mujeres, salen de sus países tratando de huir de condiciones de pobreza y violencia para mejorar sus condiciones de vida y caen en manos de redes o personas  que las trafican, trasportan y ubican en países como España y aquí las someten a una explotación (en la prostitución, servicio domestico, agricultura, mendicidad…) que viola sus derechos humanos.”

Avances y derechos por conquistar en la Trata  
El Proyecto ESPERANZA, lleva más de 9 años acompañando y facilitando una salida a las mujeres que han sufrido la trata en España, de las que ha atendido de forma integral a más de 460. El Proyecto Esperanza valora positivamente la firma del Convenio del Consejo de Europa  de Lucha contra la Trata de Personas por parte del Gobierno Español, y espera su pronta ratificación. Asimismo acoge con esperanza la próxima aprobación del Plan de Acción Nacional contra la Trata con Fines de Explotación Sexual, no obstante considera que el borrador del Plan presentado por el ministerio de Igualdad a las ONGs especializadas en la materia debe incorporar los siguientes aspectos y recomendaciones para garantizar una protección real de las víctimas de la Trata:  
·         El ámbito de aplicación del Plan de Acción debe incluir expresamente a:
o        Mujeres, hombres, transexuales, niñas y niños.
o        Personas ciudadanas de la Unión Europea, ya sean españolas o extranjeras.
o        Víctimas de la trata tanto interna como internacional.
o        Casos de trata tanto por autoría de personas individuales como por grupos o redes criminales. 

.  El borrador del Plan no incide con suficiente profundidad en el enfoque de Derechos Humanos desde el que es necesario abordar la lucha contra la trata. Es deficitario en las propuestas que recoge en materia de protección, asistencia, retorno o integración de las víctimas.  
.  El Plan debe garantizar el cumplimiento del principio de no discriminación asegurando el acceso de todas las víctimas de trata a las medidas de asistencia y protección a las que le compromete el art. 12 del Convenio Europeo, con independencia de la situación administrativa en que se encuentren.
. Las medidas básicas de asistencia y protección de las víctimas no deben estar subordinadas a que las mujeres denuncien y/o colaboren con las autoridades.  
·         El Plan debe recoger expresamente tanto el estatus de  “víctima” como el de  “presunta víctima” y delimitar la protección que  corresponda en cada uno de los casos. “Presunta víctima” sería aquella persona con indicios de ser víctima, y que debe tener derecho a ser derivada a servicios especializados y a tener un periodo de restablecimiento y de reflexión de, al menos, 90 días de acuerdo con la opinión de las organizaciones especializadas y numerosos expertos en la materia.   
. Es necesaria la elaboración de un protocolo para la identificación y la derivación de las víctimas, similar al que se está utilizando en otros países europeos, que garantice la colaboración y coordinación entre todos los agentes y autoridades y las organizaciones sociales especializadas.  
. El Plan debe incluir junto a la memoria económica indicadores, mecanismos de evaluación y seguimiento y plazos de ejecución que permitan hacer un seguimiento de la implementación y eficacia del plan.    

Más información:
Laura Toronjo [Responsable de Prensa Proyecto Esperanza]
[email protected] | Tel: 91 415 91 74 | 696792236  

Sobre Proyecto ESPERANZA www.proyectoesperanza.org
Proyecto Esperanza surge en el año 1999 ante el crecimiento de la Trata de Mujeres en España, y desarrolla un programa de acogida integral para mujeres víctimas de explotación en condiciones de esclavitud. El proyecto, a cargo de la Congregación de Religiosas adoratrices, cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales que considera el tráfico de persona una violación de los derechos humanos. Colabora estrechamente con otras organizaciones, y forma parte de la Red Española contra la Trata y la Alianza Global contra el Tráfico de Mujeres (GAATW).

Palabras clave: Asociaciones-Fundaciones, Derechos Humanos, Trata De Mujeres, Víctimas,

Ponte en contacto con Proyecto ESPERANZA - Adoratrices

Correo electrónico

Imprimir ésta página