Plan de ahorro 2009: Sustituye la peluquería por una mañana en Facebook

Por: We Believe in Beauty Magazine  17/01/2009
Palabras clave: historias para no dormir

17/01/09 12:02 Filed in:


Lavar y cortar: 40€. Mechas: 60€. Seguir al dedillo los tejemanejes de allegados y conocidos NO TIENE PRECIO

Hasta hace poco, los chismes eran patrimonio exclusivo de Peluquerías, Corralas y Tendederos de cualquier patio de vecinas (
vecinas, sí, porque también hasta hace bien poco éramos sólo nosotras las que nos dedicábamos a la enriquecedora labor de tender la ropa. Ahora algunos habéis cogido el testigo y estamos encantadas, que conste)

Con el avance de los tiempos y la progresiva incorporación de la tecnología en nuestras vidas, se han ido creando nuevos espacios proclives al bochinche (recordad sino el furor del Messenger, al que muchos siguen pegados con esa entrega propia del primer amor), pero la sofisticación nos alcanzó sin duda con la llegada de Facebook a principios de 2008. Lo que empezó en Harvard como una revista del corazón universitario online (básicamente para saber quién
pelaba la pava con quién) se ha acabado transformando en el mayor magacín rosa del mundo mundial.

Gracias a Facebook te puedes enterar, de un solo golpe de vista, de que
Marina (a la que no ves desde 1997 y que vive a 700km de ti) se quiere cargar a su jefe porque le hace la vida imposible y de que Laura (aquella compañera de primaria que cayó en el olvido y que afortunadamente ya no lleva un parche en el ojo izquierdo y una cola de caballo con un enorme lazo rojo) se ha quedado tirada con el coche en la AP-7. También asistes a cambios de look, partos, operaciones estéticas y adquisición de mascotas y bienes inanimados. Lo que viene siendo una conexión instantánea con las emociones de toda tu gente (incluida aquella que se ausentó de tu vida durante una década)

Si en este punto te sorprende tal grado de exhibicionismo, es porque todavía no te has visto inmerso en una auténtica batalla de pareja a la
facebookiana. Eso es death metal. Antes las parejas se desenamoraban en privado. O bien se despedían lagrimeando en un café (se lagrimea cuando el amor se acaba sin previo aviso y te sorprende) o bien se aviaban con cuatro gritos + portazo en el rellano de la morada del despechado (se avía cuando el amor se acaba de puro hartazgo). Hoy esto también ha acabado. En la era Facebook hay parejas que escupen su desamor en este improvisado anfiteatro online y se lanzan mensajes afilados (no precisamente subliminales) a través de su status diario. En dos palabras: Im-Presionante.

Si todavía no has asistido a un espectáculo semejante, espera un poco. Llegará el día en que te estrenes como espectador y entonces entenderás esta nueva forma de exhibicionismo impúdico. Que tiemble Tele5…

Palabras clave: historias para no dormir

Ponte en contacto con We Believe in Beauty Magazine

Correo electrónico

Imprimir ésta página