LA CASA DEL UNIFORME

Por: LA CASA DEL UNIFORME S.L.  02/12/2008

«Los uniformes de sirvientas los vendemos más para Andalucía» alejandro martínez barreiro Acaba de inaugurar una tienda de venta de uniformes en Vigo Autor: Xulio Vázquez
Dicen que el hábito no hace al monje. Pero le ayuda. Hasta la fecha no se tiene noticia de que algún sacerdote oficiase la misa en calzoncillos. Algo parecido sucede con los uniformes porque jamás se ha visto que un repartidor del butano llevase una bombona vestido con una bata verde de cirujano. Quizá pueda suceder una vez al año, pero hay que esperar a los carnavales. Para los que necesitan ropa laboral en sus puestos de trabajo, Alejandro Martínez Barreiro (24 años) les brinda la oportunidad de que vayan bien uniformados. Acaba de inaugurar La casa del uniforme hace un par de días (en el 65 bajo de la calle Zamora). «Uniformaré a medio Vigo», afirma sonriendo este emprendedor empresario pontevedrés. -¿Por qué se decidió a montar su primera tienda en Vigo? -Es algo que me viene de familia porque tenemos en Pontevedra dos tiendas y una fábrica de uniformes. Yo estuve trabajando hasta ahora con ellos, pero decidí venirme a Vigo porque considero que es una buena plaza. Además cuenta con muchos y buenos restaurantes. Elegí esta zona próxima a la Gran Vía con Hispanidad, debido a que no hay ninguna tienda de este tipo. Cuenta con una superficie de 155 metros cuadrados. -¿Hacen todo el proceso de fabricación en Pontevedra? -Sí, y todo es nacional. La relación calidad y precio es muy buena. Nada que ver con importaciones que vienen de países como China. -¿Cuáles son los colectivos a los que pueden uniformar? -Tenemos para estética, comercio, sanidad, enfermeras, médicos, celadores, camareros, limpieza, peluquería... También todo tiempo de calzado y para la industria. El próximo año dispondremos de uniformes escolares para los colegios de los alrededores y a unos precios muy competitivos. Les resultarán más económicos. -¿Qué cuesta un uniforme? -Depende del sector al que vaya destinado. El más caro puede ser para un hotel. Se trataría de un pantalón y americana (ambas prendas en poliéster y lana) para el metre o para la recepción. Costarían 40 y 90 euros, respectivamente. -¿Y para las sirvientas? -Hay una bata negra con puntilla blanca en los puños y cuellos, además del delantal. Pero este tipo de uniformes los vendemos más para Andalucía. -¿Los modelos? -Los diseña una patronista en nuestra fábrica de Pontevedra, luego se sacan al mercado, con todos los certificados de calidad y garantía de la Unión Europea. -¿El más solicitado? -Sobre todo batas y pijamas para enfermería. Precisamente el miércoles hicimos una buena caja, a pesar de que fue el día de la apertura y sin aviso, pero hubo muchos clientes de ese ramo. -¿Se pueden hacer a petición del cliente? -Por supuesto, y hasta con el anagrama de su empresa. El uniforme también vende imagen. Una vez se lo hicimos para un payaso. -¿Uniformes para la policía? -No trabajamos para esa institución, ni para el ejército, ni para órdenes religiosas. -¿Se vistió usted de uniforme? -Ni en la mili, porque no la hice.


Ponte en contacto con LA CASA DEL UNIFORME S.L.

No se ha introducido ninguna página web

Correo electrónico

Imprimir ésta página