Generadores de dióxido de cloro en la industria alimentaria

Por: DPR DEPURADORAS POLIESTER  03/12/2010
Palabras clave: Tratamiento de Aguas, Pretratamientos del Agua, DESINFECCIÓN CON LÁMPARAS ULTRAVIOLETA UV-C




DIOXIDO DE CLORO EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA.

En la industria conservera y en las demás industrias alimentarias (incluida las azucareras), los productos son transportados desde el punto de descarga al interior del sistema de trabajo mediante canales con agua. El dióxido de cloro, dosificado sobre las aguas de lavado y de transporte, tiene la finalidad de contener los microorganismos presentes en la superficie del producto y, en consecuencia, de reducir la contaminación en el sistema, reduciendo además los tiempos y los costes para la limpieza de los canales. El tratamiento con dióxido de cloro, en el lugar del cloro, presenta la ventaja de no formar cloraminas y otros subproductos indeseados que pueden ser incluso peligrosos para la salud humana. La formación de las cloraminas debe ser evitada en cuanto pueden dar lugar a alteraciones organolépticas del producto (sabores y olores).
Para esta aplicación se aconseja una dosificación, generalmente entorno a 2 ppm, tal que se tenga un residuo de dióxido de cloro de aprox. de 0,5 ppm.
Con una dosificación claramente superior, el dióxido puede ser utilizado incluso para el tratamiento de las aguas de lavado, transporte, elaboración y elección de los productos frescos antes de la venta (100 – 150 mg/L) y la prerefrigeración (200 -250 mg/L) que tiene la finalidad de ralentizar los procesos de maduración-envejecimiento y desarrollo de patógenos (sobre todo hongos).
Además del tratamiento de las aguas de transporte y lavado, como ya se ha dicho, el dióxido de cloro puede ser utilizado en el proceso de producción de congelados para el tratamiento de las aguas de transporte a los congeladores, paso que es efectuado después de la elaboración (lavado, cortado y desmenuzado, etc.). De hecho si el circuito frigorífico no es tratado con un desinfectante se puede producir una contaminación microbiana sobre todo por parte de bacterias del género Lysteria, capaces de sobrevivir incluso a las bajas temperaturas.
Para evitar este inconveniente, el agua del congelador es tratada con dióxido de cloro, en concentración tal que se tenga un residuo de aprox. 0,2-0,5 ppm.

Palabras clave: DESINFECCIÓN CON LÁMPARAS ULTRAVIOLETA UV-C, GENERADORES DE DIOXIDO DE CLORO, Pretratamientos del Agua, Tratamiento de Aguas,

Ponte en contacto con DPR DEPURADORAS POLIESTER

Correo electrónico

Imprimir ésta página