Una estrategia innovadora para reducir costes y ganar valor en las pymes

Una estrategia innovadora para reducir costes y ganar valor en las pymes desde Aqueloo Comunicación Responsable

Por: Aqueloo Comunicación Responsable  26/06/2008
Palabras clave: Publicidad, Marketing, Consultoria

Desde esta premisa y teniendo en cuenta que, según las previsiones, la incertidumbre basada en indicadores económicos poco optimistas estará presente en la sociedad durante un tiempo variable, aunque difícilmente inferior a dos años, debemos planificar la actividad de nuestras empresas con visión de futuro y la mayor dosis de talento posible. Estas etapas de inestabilidad también son motivo de nuevas oportunidades de negocio para poder tomar conciencia, desde un punto de vista positivo, de dónde estamos y cuál es la mejor forma de gestionar esta tendencia. Apostar por una política de RSC para atraer y estimular el talento de nuestra organización es la decisión más creativa que repercutirá positivamente en toda su área de influencia. Uno de los primeros y más importantes pasos a dar es crear unas líneas estratégicas para actuar desde la creatividad y la toma de conciencia de dónde estamos y dónde queremos ir; esto nos ayudará, en los momentos más difíciles, a encontrar soluciones sin dejarnos llevar por circunstancias concretas, que muchas veces nos impiden tener una visión más amplia. Una de las líneas estratégicas de comunicación debe ir encaminada a mantener el posicionamiento de la empresa que es uno de los activos más importantes de una organización, ya que descuidar la imagen y el posicionamiento es una amenaza que puede ser muy negativa a medio plazo. En estos momentos hay que tomar decisiones que van a tener una gran repercusión en el futuro de la organización pero que están semiocultas entre la gran cantidad de necesidades a corto plazo. No obstante, dependiendo de cómo gestionemos este proceso, crearemos las condiciones adecuadas para poder responder con eficacia en el momento adecuado. Para mantener este posicionamiento o cambiarlo, se debe trabajar a nivel interno y externo, incidiendo en la fidelización de nuestra base esencial de clientes/proveedores adelantándonos, no sólo a los vaivenes del mercado, sino también a las estrategias de nuestra competencia. Otra línea en la que entendemos que hay que concentrar energía es la adecuación de la estructura de la empresa a las necesidades reales del momento, con políticas de flexibilidad y externalización de servicios, creando alianzas estratégicas que fortalezcan a las organizaciones, reduciendo costes fijos. Crear equipos que equilibren estas dos posibilidades es la solución más eficaz. Así, al trabajar con un equipo especializado externo, se gana valor y se reducen costes fijos, dos de los objetivos más deseables para cualquier organización, independientemente de la situación del mercado. Esta es una buena época para consolidar la empresa, mantener e incluso mejorar o cambiar el posicionamiento con estrategias que fijen planes de cómo navegar por estas turbulentas aguas con valentía y visión de futuro. Para poder llegar a la calma que sucede a toda tormenta, con la mejor posición posible, hay que gestionar las velas de nuestro barco de forma eficaz y creativa.

Palabras clave: Consultoria, crisis, Marketing, Publicidad

Ponte en contacto con Aqueloo Comunicación Responsable

Correo electrónico

Imprimir ésta página