Acreditacion CO2zero

Por: Falco Blanc s.l.  04/10/2009
Palabras clave: Eficiencia Energetica, Ahorro Energetico, auditor

Dada la gravedad del caso, el Protocolo de Kyoto, obliga a los países firmantes, entre otros España, a reducir sus emisiones de CO2 y abonar importantes sumas de dinero por ellas y, aunque no sólo la actividad empresarial es responsable de las mismas, se ha comenzado a repercutir esos importes, en forma de eco-tasas, sobre las consideradas como más contaminantes: petroquímicas, papeleras y eléctricas. Y los grupos ecologistas abogan por extender dicha eco-tasa al resto de actividades empresariales.


Ante esta situación, CO2zero, la Asociación Nuestro Bosque y los Institutos Verificadores (AIDIMA, AITEX , AIJU, ATISAE) han apostado por una fórmula que permite a las empresas reducir y compensar sus emisiones de CO2, a través de donaciones o inversiones, obteniendo a cambio una Acreditación que reconoce su esfuerzo y que pueden unir a su marca, como garantía de su conciencia y solidaridad medioambiental, frente a sus públicos objetivo y a toda la sociedad, lo que redunda en una mejora importante de su imagen.


La Acreditación CO2zero certifica que están compensando el CO2 que emiten, en el desarrollo de su actividad, y que se han comprometido a realizar las acciones necesarias para promover la reducción de dichas emisiones.


El proceso se puede resumir en:

  1. Auditoría de cuantificación de contaminación por CO2.

  2. Valoración, selección y cuantificación de medios de compensación y reducción.

  3. Compromisos, en tiempo y porcentaje, de reducción y compensación.

  4. Realización de las inversiones y/o donaciones de compensación. Emisión de Acreditación CO2zero, verificada técnicamente por el Instituto correspondiente


La reducción supone una decisión de las empresas que les lleva a establecer un compromiso de disminución de sus emisiones de CO2, en unos porcentajes y plazos fijados por ellas mismas, con el asesoramiento de la empresa auditora que le facilita, a través de sus proveedores homologados, soluciones prácticas para dicha reducción.

L





as acciones de reducción, en una pequeña empresa, pueden generar unas minoraciones en costes de:

  • Desde un 20% en consumo de gasoil.

  • Desde un 15% en la tarifa eléctrica.

  • Más del 20% de las emisiones de CO2 a la atmósfera, al año.

  • Un 85% en tarifa eléctrica de farolas y 98 % en mantenimiento


La compensación, se lleva a cabo a través de combinaciones de inversiones y/o donaciones mediante las cuales, las empresas, pueden ir compensando sus emisiones de CO2. Las donaciones se dedicarán al apadrinamiento de árboles, o a actividades de reforestación en zonas de especial necesidad. Las inversiones, en árboles productores de maderas nobles, en energía solar, eólica o biomasa, tienen la ventaja de generar, además, una elevada rentabilidad a largo plazo.


Así, la Solución CO2zero, pretende cambiar políticas pasivas de “pago por ensuciar” por políticas activas:


  • Transformación de fuentes de energía contaminantes en fuentes de energía limpia.

  • Implantación de técnicas de ahorro energético y programas de mejora de la eficiencia energética.

  • Desarrollo de programas de reducción y aprovechamiento de residuos.

  • Donaciones para la reforestación.

  • Inversiones en plantaciones sostenibles de árboles.


En definitiva, el gran éxito de la Acreditación CO2zero es convertir un grave problema en una oportunidad transformando el “pagar por ensuciar” en políticas activas a favor de la reducción y la compensación de emisiones, así como en mejoras notables de la eficiencia energética.


Asumir ese compromiso, supone plantear un nuevo modelo de energético para España, que deberíamos abordar desde una perspectiva holónica integral, es decir, considerando el todo y las partes que lo componen, lo que nos permitiría aportar soluciones desde el punto de vista de la demanda y no sólo desde el punto de vista de la oferta, como hemos venido haciendo.


La Solución CO2zero se plantea con esta perspectiva, porque si se beneficia a las empresas capaces de reducir su demanda habitual, se evitaría la creación de nuevas centrales


de combustibles fósiles o nucleares. Y esa menor demanda es posible gracias a las tecnologías actuales, que nos permiten planificar y disminuir el consumo energético de una forma más eficiente.


Asumir pues el reto del Plan de Acción para la Seguridad y Solidaridad Energética y cumplir el Protocolo de Kioto, sin pagar cuotas por emisiones de CO2, puede convertirse en una ventaja para las empresas con la Solución CO2zero puesto que, en su objetivo de reducción de emisiones de CO2, es capaz de aportar tecnologías altamente eficientes en la reducción del consumo energético, lo que les puede suponer una mayor competitividad por disminución de costes. Además, las empresas pueden reinvertir esos ahorros en energías renovables o en la adquisición de plantaciones de maderas nobles, ambas opciones con interesantes retornos a medio y largo plazo.


A cambio, obtendrán la Acreditación CO2zero, que reconoce su esfuerzo y que las distingue como empresas solidarias, uniendo así el altruismo con más eficiencia y mayor competitividad.


Palabras clave: Ahorro Energetico, auditor, Cambio Climatico, Certificación CO2zero, Compensar emisiones co2, Eficiencia Energetica, Formación Consultores eficienca energetica,

Ponte en contacto con Falco Blanc s.l.

Correo electrónico

Imprimir ésta página