Fundación Anesvad: la hora de la infancia

Por: Fundación Anesvad  22/11/2010
Palabras clave: Internacional, Fundación, Cooperación

El 20 de noviembre todos los países celebran el Día Universal de la Infancia. Una fecha para recordar y reflexionar, para que nadie olvide los derechos que se vulneran con la infancia en cada país o región del mundo. En nuestro caso, luchamos por el derecho de la infancia a una sanidad de calidad. Es nuestro mandato: trabajar por el acceso a la salud para todas las personas.

Este recordatorio anual tiene su origen en 1954. Aquel año, la Asamblea General recomendó que todos los países instituyeran el Día Universal del Niño o de la Infancia, fecha que se dedicaría a la fraternidad y a la comprensión entre los niños/as del mundo y se destinaría a actividades propias para promover el bienestar social de todos/as los niños/as. La Asamblea sugirió a los gobiernos que celebraran el Día en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente.


El día 20 de noviembre marca la fecha en que la Asamblea aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. De hecho, esta convención es el instrumento de Derechos Humanos más ampliamente refrendado en la historia de la humanidad.


Derechos inalienables para todos/as los/as menores del mundo pero que por desgracia se incumplen, sobre todo en contextos desestructurados y sin recursos económicos. En esta efeméride no queremos dejar pasar una denuncia en nombre de los niños y las niñas que todavía a día de hoy no pueden acudir a la escuela, ir al médico cuando enferman o que sufren explotación en trabajos denigrantes. En nombre de menores que no tienen el derecho a tener una infancia.


Es hora de alzar la voz contra las injusticias, con más motivo cuando se ceban con la infancia. Un sector vulnerable y débil, pero de quienes depende el porvenir el mañana. Las niñas y los niños de hoy serán las personas adultas del mañana. Es por ello que todo lo que se les transmita y enseñe en esta fase de sus vidas tendrá repercusión en el futuro. Es hora de sembrar bienestar, salud y educación en la infancia, porque ya se sabe que cuando se siembra viento, se recogen tempestades.

Palabras clave: Cooperación, Fundación, Internacional, ongd

Ponte en contacto con Fundación Anesvad

Correo electrónico

Imprimir ésta página