La Fundación Anesvad y el PNUD trabajarán juntos en la República Dominicana

Por: Fundación Anesvad  25/10/2010
Palabras clave: Internacional, Fundación, Cooperación

Se trata de un proyecto pionero en materia de gestión de riesgos que se pondrá en marcha en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en el país

La iniciativa, la primera que gesta la Fundación Anesvad en materia de gestión de riesgos en el país caribeño,  es de vital importancia dado el número de desastres naturales que le azotan año tras año. Con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se inicia un trabajo de reconocimiento de las principales lagunas existentes en la República Dominicana en este ámbito y que impiden enfrentarse con la suficiente protección a estos fenómenos naturales y que, por tanto, frenan su desarrollo. Sin esos conocimientos sobre cómo gestionar la llegada, por ejemplo, de un huracán para minimizar su impacto, sus efectos posteriores son todavía más arrolladores.
El acuerdo es de vital importancia para una zona del mundo especialmente vulnerable a las inclemencias climatológicas así como a terremotos.

Así, la protección de la población es un elemento más de apoyo para garantizar el Derecho a la Salud. Una protección y un derecho que no se defienden suficientemente sin una gestión de riesgos adecuada. Se necesitan profesionales de la salud preparados/as y que el Estado establezca y garantice condiciones de seguridad y estabilidad. Salvaguardar la seguridad de la población con planes que afronten la ocurrencia y consecuencias de un desastre es también una cuestión  de Derechos Humanos. Unas consecuencias que pueden ser directas, como las lesiones físicas o psíquicas que dejan los desastres naturales, o indirectas como, por ejemplo, la incidencia de enfermedades o la desnutrición que llegan con posterioridad.

El acuerdo es de vital importancia para una zona del mundo especialmente vulnerable a las inclemencias climatológicas así como a terremotos. En los últimos 12 años se han registrado en este país siete tormentas tropicales y dos huracanes. Unos fenómenos que, al margen de las pérdidas humanas, lastran su progreso económico. Según un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), las pérdidas causadas por los desastres de los últimos años rondan de media los 40.000 millones de dólares en la región de América Latina y el Caribe. Una cuestión nada desdeñable teniendo en cuenta que los países más afectados son, a su vez, los más empobrecidos. De hecho, el 94% de los desastres naturales acaecidos entre 1990 y 1998 impactaron en países en vías de desarrollo.

Palabras clave: Cooperación, Fundación, Internacional, ongd

Ponte en contacto con Fundación Anesvad

Correo electrónico

Imprimir ésta página