La prevención en salud, vital para mejorar la vida de las personas jóvenes

Por: Fundación Anesvad  19/08/2010
Palabras clave: Internacional, Fundación, Cooperación

La juventud está sana. Sin embargo, cada año se registran más de 1,8 millones de defunciones en la población de 15 a 24 años. Un número mucho mayor de jóvenes sufre enfermedades que reducen su capacidad para crecer y desarrollarse plenamente. Y un número aún mayor adopta comportamientos que ponen en peligro su salud presente y futura. El binomio pobreza-salud también determina la vida de los/las jóvenes en todo el mundo. Si hay pobreza, empeora la calidad de vida y el desarrollo desde que se es niño/a u adolescente.

La promoción de las prácticas saludables en la adolescencia y la adopción de medidas para proteger mejor a los/las jóvenes frente a los riesgos para su salud son fundamentales para el futuro de la infraestructura sanitaria y social de los países y para prevenir la aparición de problemas de salud en la edad adulta.

Las labores de prevención y promoción de la salud que realizan muchas organizaciones, como la Fundación Anesvad, resulta de vital importancia para evitar que ya desde joven, una persona caiga presa de diferentes problemas de salud.

En 2002, en el periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en favor de la infancia, se reconoció la necesidad de "Elaborar y ejecutar políticas y programas nacionales de salud para los adolescentes, así como los objetivos e indicadores correspondientes, para promover su salud mental y física".

Un marco importante para la salud de las personas jóvenes son los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Dos de estos son especialmente pertinentes:

    * El ODM 5 aspira a implantar el acceso universal a la salud reproductiva, uno de cuyos indicadores es la tasa de embarazos entre las muchachas de 15 a 19 años.
    * El ODM 6, que apunta a detener la propagación del VIH-SIDA, incluye indicadores como una reducción del 25% entre los jóvenes, y mide también la proporción de jóvenes de 15 a 24 años con conocimientos amplios y correctos sobre el VIH/sida.

El derecho de todas las personas jóvenes a la salud está consagrado también en instrumentos jurídicos internacionales. En 2003, el Comité de la Convención sobre los Derechos del Niño adoptó una Observación General en la que se reconocían los derechos y necesidades especiales de adolescentes y jóvenes en materia de salud y desarrollo. Esos derechos y necesidades cuentan además con el respaldo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y del Derecho a la Salud.

Palabras clave: Cooperación, Fundación, Internacional, ongd

Ponte en contacto con Fundación Anesvad

Correo electrónico

Imprimir ésta página